Ritidectomía - Lifting Facial

El lifting facial, ritidectomía o ritidoplastia es un tratamiento de rejuvenecimiento facial que mejora y corrige la flacidez de la piel del rostro y el cuello retrasando el proceso de envejecimiento dado por el paso del tiempo, los efectos de la gravedad, la exposición al sol y el estrés de la vida diaria. Un tratamiento que puede ser acompañado por otros procedimientos de rejuvenecimiento no quirúrgicos para potenciar su resultado.

✓ Aspecto más descansado y rejuvenecido.
​✓ Realización simultánea con otras cirugías y tratamientos faciales.
✓ Resultados duraderos.
✓ Retrasa el paso del tiempo.

¿Qué es el lifting facial o ritidectomía?

El lifting facial o ritidectomía consiste en un tratamiento que aúna varias técnicas para conseguir el rejuvenecimiento del rostro mediante el estiramiento de la piel facial y cervical con el objeto de reducir las arrugas o pliegues. La estructura ósea de la cara, la musculatura y la textura cutánea sufren un decaimiento con el paso del tiempo, exacerbado muchas veces por factores hereditarios, hábitos alimenticios, el estrés, la exposición al sol, etc. que influyen en gran medida el proceso de envejecimiento de la piel. Por ello se realiza conjuntamente un tratamiento para mejorar la calidad de la piel, recuperar los volúmenes faciales y eliminar la flacidez. Durante la intervención, el cirujano plástico realiza pequeñas incisiones en el nacimiento del cuero cabelludo siguiendo detrás de la oreja donde quedarán camufladas las cicatrices. A continuación, reposiciona las capas musculares, así como la piel y grasa, tensando la musculatura facial y retirando el tejido sobrante. Al finalizar, se suturan las incisiones con puntos y se colocan apósitos y vendajes en la cabeza junto con un drenaje para evitar la acumulación de exudación o sangre y ayudar a disminuir la inflamación. Éste procedimiento se combina muchas veces con la blefaroplastia superior para retirar el exceso de piel sobrante de los ojos, elevar las cejas y aumentar así el efecto de rejuvenecimiento general.

Dependiendo del abordaje y la zona a tratar, podemos distinguir entre distintos tipos de lifting faciales:

  • Lifting frontal o del tercio superior

En este caso, se procede al estiramiento de la frente de manera completa para eliminar las arrugas del entrecejo y elevar las cejas con la finalidad de deshacerse del aspecto triste o cansado que se produce como consecuencia del movimiento de los músculos frontales y de aquellos encargados de fruncir el entrecejo.  Son éstos músculos los que se van a estirar parcialmente durante la intervención de manera que ya no formen arrugas. Luego se procede a estirar la piel de la frente y elevar la cola de las cejas para dar un aspecto más juvenil al rostro. En nuestra clínica, realizamos el lifting frontal con endoscopia, lo que permite reemplazar la clásica incisión por 2 pequeños cortes de 1.5 cm. Con la ayuda visual del endoscopio y un instrumental especializado, se buscan los músculos a tratar y se reposicionan a su lugar original, realizando las suturas a nivel interno. Lo mismo se hará con el tejido adiposo para corregir la morfología de la cara. . Las incisiones se realizan por dentro de la zona del cuero cabelludo, por lo que son imperceptibles. Ésta técnica nos permite minimizar el sangrado y posibles hematomas, disminuir las cicatrices y acelerar el proceso postoperatorio. 

  • Lifting temporal o de la cola de la ceja

Esta intervención, que puede realizarse también con endoscopia, tiene por finalidad tensar la piel de las cejas y de alrededor de los ojos (patas de gallo) mediante pequeñas incisiones. Esta técnica puede llevarse a cabo en conjunción con el lifting frontal endoscópico y el lifting cervicofacial, así también como con la blefaroplastia, rinoplastia o con la proyección de pómulos con grasa autóloga, es decir, del propio paciente o con prótesis. Las incisiones se practican detrás de la línea del pelo.

  • Lifting cérvicofacial o del tercio medio e inferior

Esta técnica supone el estiramiento y elevación del cuello y toda la cara hasta la zona temporal, pero puede también realizarse junto con el lifting frontal o temporal. Esta intervención mejora la zona orbital, los párpados y el surco nasogeniano (las marcas que van desde a los lados de la nariz hasta la boca). Este procedimiento se puede combinar con la proyección del mentón a partir de una prótesis o grasa del propio paciente o con la liposucción de la papada. Las incisiones también se realizan delante y por detrás de las orejas quedando ocultas detrás de las mismas. 

¿Qué ventajas aporta el lifting facial?

Las ventajas que nos aporta este tipo de intervención consisten en conseguir un aspecto rejuvenecido pero natural, sin que la expresión cambie, tratando también el volumen graso y atenuando las arrugas marcadas por el proceso natural de envejecimiento. De la misma forma, se puede complementar con otros tratamientos faciales no quirúrgicos destinados a cuidar la calidad y elasticidad de la piel retrasando aún más la necesidad de una futura intervención. Asimismo, se puede conjuntar con otros procedimientos quirúrgicos como la rinoplastia y la blefaroplastia. El cirujano plástico será el indicado en evaluar y aconsejar al paciente que procedimientos son los más adecuados para su caso particular.
 
¿Para quién está recomendado?
El lifting facial está recomendado para aquellas personas que presentan signos del proceso de envejecimiento, donde la piel comienza a caerse, pero aún conserva la suficiente elasticidad. Si bien la edad de los pacientes oscila entre los 40 y 60 años, también puede llevarse a cabo con éxito en pacientes entre 70 y 80 años, proporcionando un aspecto rejuvenecido, aunque no completamente distinto.
Por otro lado, hoy en día, los avances en el estudio del proceso de envejecimiento permiten que pacientes de entre 35- 45 años puedan igualmente beneficiarse de un aspecto facial más fresco con tratamientos mínimamente invasivos donde el abordaje de incisión quirúrgico es menor y por ende las cicatrices y el postoperatorio también.
El cirujano plástico evaluará la flexibilidad de la piel del rostro del paciente, si tiene una estructura facial definida, flacidez en la piel, si puede tener problemas o inconvenientes para cicatrizar y si sus expectativas son reales.
 
Cambios en la estructura de la piel

Tiempos de la intervención
El lifting facial suele durar entre 3 y 5 horas, dependiendo del tipo de procedimiento. Si se asocia a otras intervenciones como la blefaroplastia, liposucción de papada, rinoplastia, etc. puede incluso alargarse aún más.

Hospitalización
El lifting se realiza siempre en quirófano en una clínica u hospital homologado bajo anestesia general o anestesia local más sedación y normalmente con un día de hospitalización, pudiendo conseguir el alta al día siguiente a la intervención. 

Recuperación y cuidados tras la intervención
En el postoperatorio se puede observar cierta hinchazón de la cara y cuello, moratones y sensación de tirantez y endurecimiento. Las zonas de la piel que se sientan adormecidas volverán a la normalidad pasados unas semanas o meses. Se recomienda mantener elevada la cabeza durante unos días posteriores a la cirugía para disminuir la inflamación. Estas molestias que suelen ser leves, desaparecen por si solas o con los analgésicos prescriptos.
Los puntos de sutura se retiran mayormente a los 5 – 6 días tras la intervención y el resto en una segunda cita a los 8 – 10 días.  La mayoría de las cicatrices quedan ocultas tras el pelo, por encima de la sien y hacia la nuca. Aquellas que se hallan alrededor de la oreja pueden disimularse también con el cabello. Si ha sido necesario colocar tubos de drenaje, éstos se retirarán en un par de días y los vendajes entre el 1ro y 5to día.
Es habitual que los pacientes se encuentren mejor a los pocos días, pero se recomienda descansar la primera semana, pudiendo reincorporarse a la rutina a los 10- 20 días.

Complicaciones
Las complicaciones asociadas a esta intervención son infrecuentes si son realizadas por un cirujano especialista en cirugía plástica, estética y reparadora. Los inconvenientes más frecuentes y de carácter transitorio suelen ser una leve hinchazón de la cara y cuello, moratones y una cierta sensación de tirantez y endurecimiento de la zona intervenida, caída del cabello en la cicatriz del cuero cabelludo. Con menor frecuencia pueden presentarse hematomas, problemas de cicatrización, alteración en la movilidad de los músculos faciales. Sólo en raras ocasiones será necesario tratar estas complicaciones en un período postoperatorio. Los problemas de cicatrización se dan más frecuentemente en fumadores, por lo que el cirujano le recomendará dejar de fumar por un período de tiempo anterior y posterior a la intervención. Los riesgos se pueden minimizar siguiendo cuidadosamente las recomendaciones del especialista antes y después de la cirugía.  

Resultados del Lifting facial

Es una intervención con resultados altamente satisfactorios, donde las complicaciones postquirúrgicas son escasas y transitorias si son realizadas por un cirujano plástico cualificado. El pelo alrededor de las sienes suele ser más fino y la piel estar algo seca y áspera los meses siguientes. Las cicatrices quedan disimuladas en el pelo y los pliegues naturales de la cara e irán disminuyendo con el paso del tiempo hasta ser poco visibles. Los efectos definitivos se podrán observar mejor pasados 1 – 2 meses.
Los resultados del lifting quirúrgico son duraderos y si bien no pueden detener el proceso de envejecimiento, lo pueden retrasar, por lo que podrá gozar de un aspecto más joven aún pasado varios años, tras lo cual podrá, si así lo desea,  volver a someterse a otra intervención si vuelven a aparecer pliegues y arrugas.

¿Se puede realizar un lifting facial sin cirugía?
Existen otras técnicas no quirúrgicas que nos permiten rejuvenecer el rostro y que otorgan resultados satisfactorios, aunque menos duraderos, que un lifting quirúrgico. Habitualmente deben practicarse una o dos veces al año.

  • Hilos tensores

Esta técnica permite tensar la piel colocando unos finos hilos debajo de la piel los cuales producen, además, colágeno y fibroblastos consiguiendo un efecto lifting.

  • El bótox o toxina butolímica

El bótox se utiliza para las arrugas dinámicas. Actúa relajando los músculos que al contraerse provocan arrugas y líneas de expresión en la frente y el entrecejo. Esta técnica sólo está aprobada para utilizarse en el tercio superior de la cara porque impide el movimiento natural del músculo.

  • El ácido hialurónico y la hidroxiapatita cálcica.

Permiten restaurar el volumen perdido debido a su alto poder hidratante, reponiendo el líquido que actúa de soporte entre las células. Por ello se utiliza como relleno facial para rellenar arrugas como las nasogenianas que salen a los laterales de la nariz.

Consultas y dudas frecuentes

¿Qué tipo de anestesia se emplea?
El lifting puede realizarse bajo anestesia local más sedación, o lo que es más frecuente, con anestesia general, dependiendo de la complejidad de la cirugía y de las preferencias de su cirujano.
¿Cuánto tiempo suele durar la intervención?
Dependiendo de la complejidad de la cirugía suele tener un tiempo estimado de entre 3 – 5 horas e incluso más, si se hace en conjunción con otros tratamientos.
¿Cuál es el tiempo de ingreso?
Requiere de un día de hospitalización pudiendo otorgarse el alta al día siguiente de la intervención.
¿Qué tiempo de duración tienen los resultados del lifting facial?
Los resultados de la cirugía dependerán en gran medida de la alimentación, el cuidado que se le dé a la piel, la hidratación y el evitar la exposición prolongada al sol. Teniendo en cuenta estos factores, el lifting facial puede durar entre 10 – 15 años.
¿Se puede repetir el lifting facial?
La intervención se puede repetir en un futuro, si así se desea.
¿Cuál es el tiempo de baja laboral?
Pasados unos 15 días se podría retornar a la rutina laboral, utilizando maquillaje para camuflar posibles moratones, si fuese necesario.
¿Cuánto tiempo debo esperar para volver a realizar deportes?
El tiempo estimado para retomar la práctica del deporte es de 1 mes, con moderación y siguiendo las indicaciones del cirujano plástico.  
¿Puedo tomar el sol?
Con protección solar durante los primeros 6 meses. La exposición moderada en el futuro contribuye a prolongar los resultados del lifting.
¿Quedan cicatrices visibles?
Las cicatrices quedan ocultas en el pelo, detrás de la oreja y en los pliegues naturales de la cara.
¿Los efectos del lifting son inmediatos?
Los efectos del lifting se pueden empezar a observar pasadas 3 semanas y los definitivos entre 2 y 4 meses de realizada la intervención.
¿Tiene los mismos resultados un lifting facial sin cirugía?                                
Dependiendo de cada caso en particular, los materiales de relleno como la toxina butolímica, el ácido hialurónico y la grasa autóloga así como otros tratamientos faciales, ofrecen buenos resultados pero no los mismos efectos y con la misma duración que los de un lifting quirúrgico.
¿Cuándo puede teñirse el pelo? 
A partir de la tercera semana, cuando las cicatrices están en mejores condiciones.
¿Los resultados del lifting son naturales?
Si la intervención es realizada por un cirujano plástico y estético con experiencia en cirugía facial y teniendo en cuenta la estructura ósea del rostro del paciente, los resultados pueden ser muy naturales.
¿Cuál es el tiempo de recuperación del postoperatorio?
El tiempo de recuperación dependerá del tipo de lifting que se haya realizado. A los 2 días los pacientes suelen sentirse bien, aunque se recomienda descanso en la primera semana. A partir de los 10 -20 días el paciente puede retomar la rutina, siguiendo cuidadosamente las recomendaciones médicas.